Cuando hablamos de reformar una vivienda podemos hacer referencia a una reforma integral o a diferentes arreglos de partes de la casa. Una de las reformas más demandadas es el cambio de la bañera por un plato de ducha, o la reforma de la cocina.

Existe cierto miedo a la hora de plantearse una reforma, sobre todo si es integral. No obstante, teniendo las ideas clarasy planificando cada paso evitarás sorpresas de última hora y la obra saldrá a la perfección.

Pasos previos para evitar problemas con la reforma

Antes de ponerte a comparar presupuestos, materiales, calidades, etc. Nuestro consejo es que tengas claras tus necesidades, el objetivo de la reforma, lo que quieres hacer y cómo lo quieres hacer. Partiendo de estas premisas siempre será más fácil planificar la reforma.

Además, antes de decidirte por una u otra empresa de reformas pide presupuestos a un mínimo de 3 empresas. Así podrás compararlos y escoger. Si necesitas algún consejo para comparar presupuestos no te pierdas nuestro post “Cómo comparar presupuestos de reformas de viviendas”.

 

 

¿Cómo evitar problemas en una reforma?

Una vez hayas escogido la empresa que llevará a cabo la reforma, ten en cuenta esta serie de consejos para empezar con tu reforma ideal:

  • Nunca empieces la reforma antes de haber firmado un presupuesto cerrado o un contrato. En este se deben detallar todos los trabajos que se llevarán a cabo. Lo mejor que estos trabajos vayan detallados por partidas.
    En este presupuesto se reflejarán también las calidades de los materiales empleados, los plazos de entrega… Esto te evitará disgustos y  sobrecargos. Existen muchos casos de reformas que duplican su coste según se van añadiendo conceptos que no estaban incluidos en un inicio, por no tener un presupuesto bien detallado.
  • Muy importante también antes de empezar la obra contar con todos los permisos y licencias pertinentes de la comunidad de vecinos y el ayuntamiento. Evita correr el riesgo de encontrarte con multas no deseadas o, incluso, que lleguen a paralizar la obra.
    Otro punto a tener en cuenta a la hora de iniciar la reforma será confirmar que la empresa que llevará a cabo la obra cuenta con seguro de responsabilidad civil.
  • Ten en cuenta a tus vecinos avisándoles de las obras. Se respetuoso con los horarios de trabajo, cerciorarte de que las zonas comunes estén protegidas o se mantenga la limpieza del edificio entre otros.
  • A la hora de pagar la reforma, no pagues todo de una vez y por adelantado. Acuerda con la empresa de reformas la forma de pago. Puedes dividir en fases la obra e ir pagando conforme se vaya avanzando. Muy importante la forma de pago debe de quedar reflejada en el contrato o presupuesto que firmes con la empresa. Evitarás estafas.
    Un consejo reserva una parte del dinero para imprevistos que puedan surgir, te dará mucha tranquilidad.
  • Y por último pero no menos importante asegúrate que trabajas con profesionales que sean de tu total confianza. Evitarás quebraderos de cabeza ya que realizar una reforma sin conocimientos es muy complicado. Siempre será mejor que un profesional se encargue de coordinar la obra.

 

 

Teniendo en cuenta estos consejos, la reforma de tu hogar no será una pesadilla y podrás llevarla a cabo con total tranquilidad. Y recuerda en INDECO te ofrecemos el asesoramiento de un equipo profesional para llevar a cabo cualquier tipo de reforma en tu vivienda. Desarrollando el proyecto que mejor se adapte a tus necesidades.

Contacta aquí