La cocina conectada con el salón es un clásico de las casas norteamericanas donde sus habitantes buscan hogares con espacios abiertos. En España son comunes cuando se trata de apartamentos o pequeños estudios, pero cada vez es más habitual que cuando se hace una reforma integral de la casa, sus dueños quieran conectar la cocina con el salón y crear un ambiente abierto, dando sensación de amplitud.

Opciones para tu cocina abierta

 

Si te gusta el concepto de espacio abierto y estás buscando que tu cocina y tu salón queden conectados una de las formas es a través de un tabique abierto. Esta opción es muy útil en aquellas cocinas que no tienen ventana y en las que se busca que entre luz a través del salón. Consiste en abrir el tabique que separa una estancia de la otra, de manera que, aunque abiertos y comunicados, dan una sensación de independencia.

Para dar una sensación de continuidad al ambiente y que la estancia sea sola una, unificar con un mismo color las paredes es la forma perfecta. Al igual sucede con los suelos, ya que otra de las opciones para generar esa continuidad es optar por colocar el mismo suelo al salón y la cocina. También puedes ayudarte con la combinación de elementos decorativos en las paredes.

Si prefieres que el tabique esté abierto del todo puedes dejar un murete a media altura que te sirva como barra de cocina. Con esta forma se crean dos ambientes independientes y se gana un espacio donde, por ejemplo, desayunar o comer. Esta reforma es muy habitual sobre todo en espacios pequeños, ya que la barra sirve como mesa para una o dos personas. En los bajos de la barra se pueden colocar asientos plegables o estantes para guardar pequeños utensilios, por ejemplo.

Ventajas de una cocina abierta

 

Ya hemos mencionado que algunas de las ventajas que supone este tipo de reforma en tu hogar es que este tenga más luz y parezca un espacio más amplio. Además, desde la cocina se puede estar pendiente de otros espacios, como el salón o pasillos, lo que puede resultar muy útil, por ejemplo, cuando se está con niños pequeños.

Supone un ahorro de energía, sobre todo cuando la cocina o no tiene ventanas al exterior o da a un patio interior. Con esta reforma el nuevo ambiente se beneficia de la luz natural que entra desde el salón, haciendo que el gasto de energía sea menor al no tener que dar luz eléctrica cuando sea necesario estar en la cocina.

Si estás pensando en reforma tu cocina o tu casa en general y te gusta el concepto del espacio abierto, esta es una de las opciones más interesantes. Cuenta con un equipo de profesionales y no te arrepentirás de haber tomado esta decisión.

Contacta aquí