Aprovechar el espacio es muy importante en una casa pequeña. Las puertas correderas son la mejor opción para ganar metros en tu vivienda. Además, son una opción de lo más económica. Una puerta corredera proporciona hasta 1.5m2 extra comparada con una puerta abatible que nos hacen perder metros, sobre todo en ambientes pequeños.

 

Ventajas de las puertas correderas

  • La ventaja más evidente de las puertas correderas es ahorrar espacio. Como van pegadas a la pared no ocupan el espacio para abrir y cerrar como en una puerta abatible.
  • Separan ambientes y otorgan privacidad cuando se necesite. A su vez, consiguen fusionar espacios y dar mayor amplitud a las estancias que las comparten.
  • Comodidad, las puertas correderas no se abren y cierran solas por corrientes u otras causas.
  • Fácil mantenimiento.
  • Infinitos acabados, no hay límite, cristal, metal, madera…

La opción perfecta en diferentes estancias de una vivienda. En los baños pequeños, colocando una puerta corredera ligera que además presente cristales traslúcidos ganarás espacio y luminosidad preservando la intimidad.

Las puertas correderas permiten no perder espacio de paso en estancias pequeñas, como es el caso de un vestidor. Con esta opción podrás aprovechar cada centímetro para almacenar la ropa. El salón es una de las estancias que más se puede beneficiar de las puertas corredizas. En el caso de una vivienda con jardín utilizar puertas correderas acristaladas, permite crear una sensación de amplitud además de permitir el paso de la luz. También podemos emplearlas para comunicar la cocina con el comedor, dividiendo el espacio cuando necesitemos cocinar por ejemplo.

 

Tipos de puertas correderas

Existen dos sistemas de puertas correderas, las que se desplazan sobre la pared y las que se desplazan por el interior de la pared.

Puertas correderas. Desplazamiento sobre pared

Son aquellas en la que la puerta corredera se desliza paralelamente sobre la pared. Son más económicas que el segundo sistema y entre sus ventajas podemos destacar que sí permiten el paso de diferentes tipos de instalaciones por la pared. Su inconveniente más destacado es que no permiten colocar ningún objeto, muebles, cuadros… En esa pared.
Las puertas con desplazamiento sobre pared pueden ser instaladas mediante una guía decorativa de acero inoxidable o un cubre guías.

Puertas correderas. Desplazamiento por el interior de la pared

Son las puertas correderas en las que el desplazamiento se realiza por el interior de la pared. Para ello se tiene que instalar un casoneto y guías para la puerta corredera, dentro de la pared.
Esta opción nos permite ahorrar más espacio ya que podemos colocar muebles delante de la pared.
No obstante también presenta inconvenientes a tener en cuenta. Este sistema no permite el paso de ningún tipo de instalación. Además, es un opción más cara.

 

Un consejo puedes aprovechar la reforma de tu casa para cambiar puertas abatibles por puertas correderas y así ganar metros en tu vivienda. Solo tienes que elegir con qué opción te quedas y ver en qué estancias utilizarlas para salir ganando.